Cuando te das cuenta de lo que sientes

Y no identificar qué sientes hasta que de pronto te come la boca el amor y le devuelves el beso.

A veces entre lo que te dices y lo que sientes, una gran mentira.
Hasta que entonces sí, se te ordena la vida y le devuelves el beso y el corazón respira.

A la mierda

Tus idas y venidas,
tus te quiero y no debo,
tus me voy pero me quedo,
tus inseguridades,
tus pataletas,
tus celos, tu rabia, tu ira contigo
por no ser capaz de asumir lo que sientes,
tus despedidas constantes,
tu vuelta a lo mismo,
tus enfados, tu sonrisa perfecta,
tus ojos grandes, tu boca insaciable,
tus excusas para evitar la catástrofe,
tus bromas, tus risas,
tus ganas de verme cuando me pierdes,
tus ganas de verme que te contienes,
tus ganas de todo conmigo a medias,
tus ganas,

tú.

Orgullo de quererte

Quiere como quieras que te quieran.
Y quiere bonito.
Y quiere a quien quieras y no a quien te digan, no a quien se deba.
Que el querer no se impone.
Se siente, se enciende y te pone el corazón y la vida
dando jirones, haciendo piruetas, revolcones.

Ni armarios, ni condenas, ni rechazos, ni violencia.
Sin miedos.
Hoy se me suben todos los colores.
Y que quede claro :

Que nadie le gana a las ganas.
Que el amor es imparable.

pexels-photo-1191668